Analistas económicos de Andalucía elaboran un estudio de mercado e impactos económico de la EXPO2027 Málaga

Analistas económicos de Andalucía elaboran un estudio de mercado e impactos económico de la EXPO2027 Málaga

El documento sitúa en 11 millones el número de visitas que podría recibir el evento, que se prolongaría 3 meses

Los impactos totales directos, indirectos e inducidos de la inversión y el gasto que podrían realizarse en la Expo2027 Málaga superarían los 2.900 millones de euros y generarían unos 31.000 empleos

Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del Grupo Unicaja Banco, ha dado hoy a conocer las principales conclusiones que se desprenden del “Estudio de mercado e impactos económicos de la Expo2027 Málaga” elaborado por esta entidad. Al acto, celebrado en la sede de la entidad en la Plaza de la Marina, han asistido el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el director general de Secretaría General y Técnica de Unicaja Banco, José M. Domínguez y el coordinador de dicho informe, José Antonio Muñoz.

El estudio tiene como objetivo estimar, a modo de avance, los impactos socioeconómicos que tendrían tanto la inversión como la celebración de la Expo 2027 en nuestra ciudad. En este sentido, recuerda que una de las cuestiones de mayor relevancia al considerar la celebración de un evento en un territorio determinado es la repercusión económica del mismo y explica que el análisis de impacto económico trata de estimar los efectos que podría generar sobre la producción y el empleo de la ciudad y el conjunto de la provincia. Dicha valoración no debe limitarse a los tres meses en los que se podría visitar la exposición, sino que debe extenderse al periodo de planificación de la muestra, que puede durar varios años.

De acuerdo a este informe, la cifra total de visitas a la exposición podría situarse en 11 millones y la de visitantes, en torno a 4,6 millones de personas. Las expectativas en cuanto al interés y a la relevancia que puede tener el proyecto de la Expo 2027 son “muy satisfactorias”.

El cálculo de los impactos económicos que la Exposición Internacional podría tener en la provincia de Málaga se ha llevado a cabo partiendo de una inversión directa prevista para la construcción y puesta en servicio del recinto, de unos 700 millones. A esto hay que añadir el gasto agregado directo en la Expo que realizarían los visitantes durante los tres meses de duración del evento, que asciende a 730 millones de euros.

Del mismo modo, hay que considerar un tercer grupo de inversiones y gastos indirectos, que estaría formado por las inversiones complementarias o adicionales en infraestructuras, que se han valorado en 140 millones de euros, así como otros gastos turísticos que los visitantes a la Expo podrían realizar en la provincia (fuera del recinto), unos 301 millones de euros.

Con todo ello, el informe explica que los impactos totales, directos, indirectos e inducidos, de la inversión y el gasto que podrían realizarse en la Expo2027 Málaga superarían los 2.900 millones de euros y generarían aproximadamente 31.000 empleos.

En definitiva, según el documento puede concluirse que por cada euro destinado a la inversión y al gasto con motivo de este evento y su efectos inducidos se podría obtener un efecto multiplicador de 1,56 en términos de producción en el conjunto de la provincia, mientras que desde la óptica del empleo el efecto dinamizador sería de 1,4 (los efectos de las inversiones señaladas, tanto directas como indirectas, se distribuyen en varios ejercicios, mientras que el gasto contemplado, directo e indirecto, se concentra en el período en el que se celebraría la Exposición).

El informe añade que dichos efectos se verían incrementados si se tienen en cuenta los impactos positivos a largo plazo, una vez concluida la Expo2027, derivados de la generación de nuevas actividades, de la localización de nuevas empresas atraídas a la ciudad, de los efectos sobre el turismo y las actividades culturales, así como del empleo asociado a todas ellas; efectos que no se han contemplado en esta fase del estudio.

En este sentido, el estudio recuerda que, a largo plazo, el desarrollo de la Expo impulsará tanto el conocimiento como la atracción de nuevas empresas y profesionales en actividades que no cuentan con una tradición en la ciudad y que pueden constituir el germen de nuevas actividades productivas para la provincia y también para la región. En este sentido, se explica que el Know-How adquirido puede servir de catalizador de nuevas actividades innovadoras y de base tecnológica y contribuir a la captación de inversiones y talento que refuercen la apuesta de Málaga por un modelo económico más inteligente, más sostenible y más integrador.

Además, el documento subraya que existe una estrategia clara trazada en torno a la post-Expo que contempla que las infraestructuras y edificios creados a tal efecto se convertirían en nuevos espacios productivos y educativos para Málaga a medio y largo plazo; se daría así respuesta en un futuro a la demanda de suelo logístico y de oficinas y de equipamiento educativo y residencial en la zona de expansión natural de la ciudad y en consonancia con su planeamiento urbanístico.

EXPO2027 MÁLAGA

‘La Era Urbana: hacia la ciudad sostenible’ es una propuesta de reflexión en torno a uno de los principales desafíos a los que se enfrenta la sociedad contemporánea a medio y largo plazo: hacer compatibles el crecimiento demográfico y el desarrollo urbanístico con la protección del medioambiente y la adopción de soluciones innovadoras que garanticen una mejora de la calidad de vida de los residentes en las ciudades.

De este modo, la Expo2027 Málaga se plantea como un espacio para el intercambio de conocimiento, experiencias y soluciones muy diversas para hacer de las ciudades entornos amables de residencia y convivencia y promoverá las buenas prácticas. Esta conversación global permitirá además exhibir el progreso científico, tecnológico y económico en torno a este tema.

Málaga, como ejemplo de ciudad que ha acometido una transformación sin precedentes centrada en la innovación y la cultura y con un marcado compromiso con la sostenibilidad y los ODS, es la candidata idónea para acoger una Expo en la que se darán a conocer soluciones para afrontar el desafío al que se enfrentan las ciudades del futuro teniendo como ejes a la propia ciudadanía, la innovación y el cuidado del medioambiente.

Ayuntamiento de Málaga, Diputación Provincial y Confederación de Empresarios de Málaga llevan años trabajando en la idea de presentar la candidatura de la ciudad para acoger una Expo; iniciativa en la que ahora también van de la mano de la Junta de Andalucía.

PRESENTACIÓN DEL PROYECTO AL BIE

La Oficina Internacional de Exposiciones (BIE, Bureau International des Expositions), conoce el proyecto de la ciudad de Málaga para acoger la Expo2027. El alcalde, Francisco de la Torre, mantuvo en octubre de 2019 una reunión en París para anunciarles la intención de la ciudad de liderar este proyecto.

Este encuentro, fue seguido de la visita Málaga del secretario general del BIE, Dimitri Kerkentzes, para conocer la oferta de la ciudad de cara a la celebración del evento. La agenda incluyó la visita a la localización propuesta (una parcela de 250.000m2 de superficie en la zona de Buenavista, en Campanillas, y los suelos al Este y Oeste de dicha parcela hasta alcanzar los 800.000 m2) así como dos encuentros: el primero de ellos con el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo; el presidente de la Diputación, Francisco Salado; el Subdelegado del Gobierno accidental, Juan Pedro Carnero; ediles del equipo de Gobierno y representantes de los grupos políticos de la oposición; el Rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez; la secretaria general de la CEM, Natalia Sánchez y el presidente de la Cámara de Comercio, Sergio Cuberos, entre otros; y el segundo, con empresarios, sociedad civil, colegios profesionales y sindicatos.